Cómo elegir el nombre de dominio para tu tienda online

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

El dominio es la carta de presentación de tu tienda, lo primero que tu audiencia sabrá y verá sobre ella. Por ello es muy importante elegir un nombre que represente a la empresa y que además sea fácil de recordar. Es cierto que las alternativas son casi infinitas y que es difícil saber por cuál decidirse. Lo que vamos a explicarte a continuación te ayudará a tomar una decisión acertada.

Qué estrategia seguir para elegir el nombre de tu dominio

A la hora de elegir el nombre de tu dominio puedes seguir tres estrategias: usar un nombre de marca, la palabra clave o combinar ambas opciones. Todo tiene sus pros y sus contras, y conviene analizarlos en profundidad.

Decantarte por un nombre de marca, sin incluir la keyword de tu negocio, tiene la ventaja de que te ayuda a crear una identidad. Es algo que solo puede identificar a tu empresa, por lo que no corres el riesgo de que te confundan con la competencia. Si además has llevado a cabo una buena estrategia de naming, tendrás un dominio fácil de recordar y que represente tus valores.

Sin embargo, hay que mencionar la principal desventaja que tiene el no incluir la palabra clave en el dominio: no te ayuda con el posicionamiento SEO. Lo cierto es que tener la keyword en la dirección web te hace posicionarte más rápidamente en los buscadores, de modo que no tenerla te perjudica a corto plazo en este sentido.

¿Yé hay respecto a usar la palabra clave en el dominio? Del párrafo anterior extraemos que es positivo en lo que se refiere a posicionamiento web. Además, todo el mundo sabrá qué es lo que vendes en tu tienda online. Por otro lado, tiene sus inconvenientes: un dominio que solo se base en la palabra clave puede ser fácilmente confundible con webs competidoras, no te ayuda a crear una identidad y no representa tus valores de marca.

¿Cuál es la opción que te queda entonces? Tienes la posibilidad de combinar las dos anteriores, es decir, de crear un nombre de marca a partir de la palabra clave y usarlo en tu dominio. De esta manera logras identificarte y distinguirte de la competencia, pero también te beneficias de las ventajas en posicionamiento SEO que se consigue al usar la keyword principal en la dirección web.

Elijas la estrategia que elijas, una recomendación es hacer primero una lluvia de ideas en la que surjan diversas opciones. Luego puedes elegir el nombre que más te guste, pero recuerda que siempre ha de ser simple y fácil de recordar.

¿Y qué TLD usarás?

Ahora tienes el nombre del dominio, pero te falta elegir el TLD, siglas de Top Level Domain. Para hacerlo fácilmente comprensible, te diremos que el TLD no es más que la terminación de de dominio: .com, .es, .net, .de, etc. Aquí algunas observaciones al respecto:

Si tu tienda online va a dirigirse exclusivamente a público de dentro de España, te interesará que tu dominio termine en .es; de lo contrario, lo mejor es decantarte por .com. ¿Por qué? Porque los buscadores entienden que si usas un TLD geográfico (por ejemplo, .es, .fr, .it o .de) es porque quieres posicionarte para las búsquedas de un determinado país. Si usas .com, entienden que te vas a posicionar a nivel internacional.

Pongamos que has elegido que tu dominio termine en .es. Te recomendamos que también compres la terminación .com, ya que no te conviene en absoluto que un competidor cuente con una dirección web tan parecida a la tuya. Igualmente, si piensas expandir tu negocio en un futuro a un determinado país, es aconsejable comprar el TLD geográfico que corresponda.

Otras consideraciones

Terminamos con tres consideraciones que te van a ser útiles a la hora de decidir tu dominio. La primera te servirá si en tu tienda online trabajas con marcas externas. Muchas veces, empresas que comercializan con primeras marcas quieren destacarlo como uno de sus principales valores. No obstante, ten presente que puede no estar permitido desde un punto de vista legal usar el nombre de estas marcas en el dominio. Si este es tu caso, siempre puedes contactar con un abogado experto en el tema para saber hasta dónde puedes llegar.

Por otro lado, ten cuidado con los caracteres especiales. Nos referimos a letras como la ‘ñ’ y la ‘ç’ y a las tildes, que no existen en todos los idiomas. De hecho, en algunos lugares ni siquiera cuentan con dichos caracteres en los teclados –aunque hay maneras de ponerlos–, por lo que es mejor que no estén presentes en tu dominio. Sobre todo si buscas llegar a una audiencia internacional, escribe el nombre del dominio sin tildes y sustituye estas letras especiales. Por ejemplo, puedes usar la ‘n’ en vez de la ‘ñ’.

Por último, hemos de hablar de los perfiles en redes sociales y páginas varias, pues probablemente quieras complementar tu tienda online con presencia en varios sitios web. Comprueba antes de decidirte por un dominio que el nombre está disponible en todos los sitios donde quieras hacer un perfil. De lo contrario tendrías que usar nombres diferentes en cada lugar, lo que podría confundir a tus potenciales clientes y, en cualquier caso, haría tu estrategia comunicativa menos consistente.

Este artículo forma parte de nuestro ebook CÓMO CREAR TU TIENDA ONLINE, puedes dejarnos tus comentarios con el fin de mejorarlo para futuras ediciones. Si te ha parecido interesante puedes descargarlo aquí.

Comparte está entrada

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo crear tu tienda online​

Descárgate la guía donde te presentamos una serie de consideraciones para emprender en el sector del comercio electrónico con éxito.